Marketing de contenidos con presupuesto de startup

Marketing de contenidos con presupuesto de startup
8
Oct

Cuatro maneras divertidas y fáciles de promocionar tu marca.

¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando oyes “marketing de contenidos”? ¿Un mar de signos de euro? ¿Un tocho de guía lleno de jerga y fórmulas complejas? Si te imaginas que como startup ésto es algo que está fuera de tu alcance, por suerte te equivocas: el marketing de contenidos implica un conjunto de herramientas que ninguna startup puede permitirse desaprovechar.

Aquí te enseñamos algunas maneras simples de entrar en el mundo del marketing de contenidos:

Invierte en contenido rentable

El marketing de contenidos ha abierto las puertas a un mundo asequible de creación de contenido que puede ayudarte a mejorar tu visibilidad y a generar autoridad en tu campo. Comienza un blog en tu página web donde puedas hablar sobre el nicho de tu empresa y que sirva como escaparate para enseñar la personalidad de tu marca. Para enseñar que estás activo en tu sector bastará con uno o dos posts de alrededor de 500 palabras cada mes. También puedes usar infografías, que son rápidas y fáciles de crear, ya que tienes docenas de páginas web a tu alcance para hacerlos. Otras formas económicas de ser creativo es hacer vídeos promocionales, podcasts y artículos relacionados con tu sector.

Buena parte de mantener bajos los costos es saber cómo crear eficientemente tu contenido. Por ejemplo, si en tu equipo de trabajo hay alguien al que le gusta escribir, piensa en darle algunas horas al mes para trabajar en el blog. Si un miembro de tu equipo tiene habilidades básicas para editar vídeos y audios, entonces puede crear un vídeo o un podcast. Ahora, si el tiempo en tu startup escasea tanto como el dinero, piensa en buscar a alguien de fuera. Aunque a primera vista te parezca que subcontratar un servicio así está fuera de tu alcance, pagarle a un autónomo o a una empresa para que haga marketing de contenidos básico puede resultar más rentable que hacerlo tú mismo: como profesionales, somos buenos en lo que hacemos y seguramente haremos el trabajo más rápidamente que alguno de los miembros de tu equipo.

Atrae el contenido gratuito

Después de todo, ¿qué mejor que el contenido barato? Hay muchas maneras divertidas de hacer que tus clientes atraigan material gratis: descubre qué plataformas usan e inventa un concurso para que envíen contenido a través de esas plataformas. Por ejemplo, ¿tus clientes usan Instagram? Pues pide fotos y vídeos de sus productos favoritos. ¿Son usuarios de Twitter? Entonces pídeles que, usando el hashtag de tu empresa, escriban por qué les encanta tu marca. En definitiva, inventa concursos tan accesibles como sea posible para que les sea fácil enviar el contenido. HubSpot tiene una buena guía detallada con el paso a paso de cómo hacer una campaña de contenido generado por los usuarios.

Usa tu contenido sabiamente

Las redes sociales son gratuitas y, además, resulta que son las mejores plataformas para compartir tu contenido. Asegúrate de que tu empresa esté activa en las plataformas principales y pon en todas tus cuentas tu contenido original y el que te envían tus clientes. Usa títulos ingeniosos para llamar la atención de otros usuarios y busca los hashtags más populares para integrar tu contenido a una conversación más amplia. Descubre a qué hora se conecta tu audiencia y cuelga la información para obtener la máxima exposición.

Comparte artículos interesantes, memes, vídeos e infographics de otras fuentes para complementar tu contenido original, pero no te olvides de citar la fuente y usarla como una oportunidad para interactuar con estas empresas. Readapta tu contenido en las redes sociales: puedes convertir en un infographic los hechos que habías escrito en un blog y un infographic puede transformarse en una animación corta…

Suma fuerzas con otras empresas nuevas

Dos o tres presupuestos para marketing son mejores que uno. Colabora con startups en tu zona que estén relacionadas con la tuya, pero que no sean tu competencia para ayudaros a promocionar vuestros contenidos mutuamente. Incluid los posts de la otra empresa en vuestras páginas web y haced enlaces rutinariamente a los contenidos del otro. Invertid en regalos promocionales divertidos y originales que puedan enseñar los logos de ambas empresas o incluso haced juntos un evento que os ayude a lanzar vuestros nombres a la comunidad: un taller, una webinar o un evento de networking.

El marketing de contenidos puede funcionar para todos los presupuestos. Descubre cuáles estrategias low cost van mejor para tu marca y comienza a promocionarte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *