Es tu empresa exotica? Saca provecho de las diferencias culturales

Es tu empresa exotica? Saca provecho de las diferencias culturales
6
Oct

Todos sabemos que entender tu público objetivo es clave para una exitosa estrategia de marketing de contenidos. Por lo tanto, cuando tus clientes potenciales viven en otro país, no sólo tienes que hablar su idioma, sino que también tienes que entender sus costumbres, su estilo de vida y sus influencias culturales. Tienes que entender cómo perciben el mundo que les rodea.

Pero, ¿has pensado en la forma en que ellos perciben tu marca? ¿Qué piensan sobre tu cultura y tus costumbres? Todos miramos el mundo a través de filtros y tu audiencia extranjera tendrá una visión muy diferente de tu marca que la que pueda tener tu audiencia local. Gran parte de esto se basa seguramente en ideas preconcebidas y estereotipos sobre el país o la ciudad donde se encuentra tu empresa. Sea Andalucía, Estocolmo o París, tu ubicación sin duda evocará visiones y emociones en tu público basadas en lo que saben o han oído hablar de ella.

Si bien es importante comunicarte con tu mercado de una manera que les sea familiar y que les suene conocida – en términos de lenguaje, el estilo y el tono – no hay razón para no utilizar las diferencias culturales para tu ventaja. Después de todo, diferente también puede significar exótico o interesante. Pero debes marcar estas diferencias de una manera que haga que tu empresa y tu brand story sean aún más atractivos.

Por lo tanto, ponte en el lugar de tus clientes potenciales y piensa en la forma en que te ven. ¿Cuáles son sus percepciones y las imágenes que pueden venir a su mente cuando se enteran de dónde es tu empresa? Recuerda que para hacer este ejercicio tienes que tener un amplio conocimiento de ese mercado. Una persona de Perú, por ejemplo, tendrá una percepción muy diferente de España que alguien del norte de Europa.

Lugar

Di la palabra ‘España’ y lo más probable es que tu público comenzará a soñar con cielos azules, playas y un estilo de vida relajado. Si estás hablando con la gente de los países del norte de Europa, España es un lugar de playas bañadas por el sol del Mediterráneo, asociado con la diversión y las vacaciones.

O, tal vez tu negocio está basado en la ciudad. ¿Cuáles son las imágenes que inspira tu ciudad? En el caso de Barcelona, ​​tal vez es la arquitectura modernista, los cafés junto a la playa y el estilo de vida cosmopolita. Habla de Madrid y tu público pensará en la cultura y una vibrante vida nocturna. Piensa bien acerca de cuáles son las percepciones de tu ciudad. Si el lugar no es muy conocido, encuentra qué es lo que podría enamorar a alguien de fuera. Tal vez su historia o su paisaje natural. Piense en lo que hace a ese lugar único y atractivo para la gente de otras culturas.

¿En qué se interesa tu público objetivo? ¿Diseño…restaurantes…senderismo? ¿Cuál de estos atributos tiene tu región o ciudad? Tal vez puedes despertar su curiosidad, haciendo referencia a esos intereses comunes.

¿Cuáles son las historias asociadas con tu ubicación? ¿Tiene tradiciones interesantes que se puedan compartir? Tal vez un festival local que es especialmente único. ¡Imagínate lo maravilloso que la Tomatina o los castellers deben parecer a las personas de otras culturas!

Producto

Para un español, no hay nada muy glamoroso en una aceituna. Sin embargo, para un inglés son una delicada forma de realización del clima mediterráneo. ¿Tiene tu servicio o producto alguna asociación que lo convierta en algo especial para las personas extranjeras? Ya sean cursos, accesorios de moda o cuartos de baño, piensa en cómo puedes ser diferente de los productos que tus clientes potenciales pueden encontrar en casa. Podría ser el diseño español, la fabricación artesanal o de la artesanía local. Informa a tu audiencia acerca de cómo se hacen o crea videos de la fabricación del producto. Déjalos entrar en algunos locales secretos.

Gente

¿Quién está detrás de tu negocio? Muestra a tu público tu lado humano y cuenta el brand story ¿Cómo comenzó la empresa? Tal vez se inició como una empresa familiar hace muchos años. Entonces busca algunas fotografías antiguas y muestra la historia. O tal vez la empresa es nueva y se inició por un extranjero que se enamoró de su nueva ciudad y decidió quedarse. ¡Otra gran historia!

Sean historias románticas, inspiradoras o de ambiciones o anhelos conseguidos, a todos gustan las historias de gente y son una manera poderosa de mostrar tu marca o empresa.

Mira cómo Camper ilustra sus inicios como un zapatero humilde de Mallorca

¡Haz que suceda!

Cada marca tiene una historia y una personalidad y la tuya también. Así que, cuando pienses en tu mercado internacional, ten en cuenta lo anterior y considera el lugar, el producto y la gente desde su perspectiva. Puede que tengas que hacer un poco de investigación sobre la forma en que este mercado ve tu lugar. Incluso puede que quieras romper algún estereotipo. No te olvides, cuando se trata de contenidos, cuanto más interesantes, mejor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *