¿Es adecuada tu sitio web para el mercado angloparlante?

¿Es adecuada tu sitio web para el mercado angloparlante?
13
Ene

Pasos para asegurar tu éxito cuando cruzas fronteras.

Tu página web es el mejor representante internacional de tu marca; puede llegar a consumidores de cualquier país en cualquier momento y puede ayudarte a cerrar ventas en mercados que ni siquiera sabías que tenías. Pero para poder maximizar los beneficios, tienes que asegurarte que tu página web es apropiada para los visitantes internacionales. Si tu meta es llegar a mercados angloparlantes nativos, hay algunos factores que deberías tener en cuenta.

Directo desde nuestro equipo de marketing nativo angloparlante de Noise Lab, aquí tienes algunas pistas que te ayudarán a incrementar el alcance de tu página web en el mercado anglófono:

Perfecciona tu texto

La llegada de los traductores automáticos sin duda ha sido positivo en general. Los programas en línea como Google Translate han permitido a las empresas comunicarse fácilmente con mercados extranjeros sin tener que hacer una inversión significativa. Sin embargo, no han alcanzado el nivel de precisión necesario para ser efectivos con públicos nativos angloparlantes. Los anglófonos están acostumbrados a que su idioma sea la lingua franca del mundo de internet y por tanto son menos tolerantes que otros públicos cuando ven errores de ortografía o traducciones confusas. Así, los textos traducidos de manera incorrecta no sólo fallan a la hora de vender el producto, sino que pueden disuadir a clientes potenciales. Teniendo esto en cuenta, si piensas invertir en servicios de traducción profesional o de transcreación, considera usarlos para crear tus textos en inglés. Al fin y al cabo, tener tu página web en inglés te permitirá llegar e interesar a un cuarto de la población mundial, por lo que vale la pena tener un texto correcto y conmovedor.

Además de esperar un acceso fácil a todo tipo de páginas web, los nativos angloparlantes también están acostumbrados a tener textos de marketing concisos y bien desarrollados.  Por lo general, el inglés es un idioma más breve que el castellano y usa frases que de media son un 20% más cortas que sus equivalentes en español. Los lectores nativos angloparlantes esperan leer un lenguaje ágil, claro e ingenioso que les hable directamente como individuos. Les gustan los textos bien organizados a los que puedan echar un vistazo fácilmente, con frases cortas y lenguaje evocativo. Quieren textos dirigidos a ellos como individuos y en cambio no les llaman la atención los que son poco específicos, prolijos o enrevesados. Como lograr estos objetivos puede ser difícil, recomendamos optar por la transcreación en vez de la traducción tradicional para poder perfeccionar el tono y el contenido.

Comunica la información fundamental de manera clara

Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y otros muchos mercados angloparlantes pueden clasificarse como culturas de bajo contexto, es decir, culturas que esperan que las cosas se digan explícitamente y que toleran poco la ambigüedad. En cambio, España es una cultura de alto contexto en la que las instrucciones no siempre están claras y la gente debe averiguar lo que tiene que hacer basándose en el contexto. Para adaptar tu página web a los mercados anglófonos, debes hacer que el texto importante que presentes sea obvio. Las instrucciones, llamadas a la acción e información de contacto deben ser puestas en negrita, resaltadas, o sobresalir estéticamente de alguna otra manera. Además, hay que detallar con precisión qué debe hacer el consumidor y darle unas instrucciones claras; la información de contacto debe ser funcional y actual y tu página web debe proporcionar varias maneras para que los clientes se pongan en contacto con tu empresa (por ejemplo, la dirección de correo electrónico o diferentes cuentas de redes sociales). Prepárate para contestar de manera rápida y completa a las preocupaciones de estos clientes, porque así están habituados a recibir las respuestas a sus peticiones.

Escoge tus imágenes con intencionalidad

En la mayoría de mercados anglófonos, las conexiones de internet de alta velocidad son comunes. Los profesionales del marketing le sacan provecho a esta situación y así, frecuentemente insertan vídeos, animaciones, imágenes que rotan y otros materiales que se mueven. Los consumidores en estas regiones incluso esperan este tipo de materiales y pueden sentirse poco estimulados por páginas web que utilizan de manera exclusiva imágenes tradicionales.

Además de considerar los diferentes formatos en los materiales usados en tu página web, también debes pensar en el contenido de los mismos. Las culturas angloparlantes por lo general son más individualistas que colectivistas, lo que implica que los clientes tienden a conectar con imágenes que retratan una persona o una persona enfocada en frente de un fondo borroso de un grupo. Por tanto, a menos que tu empresa venda productos para familias o grupos (como podrían ser los juegos de mesa, productos de comida o meriendas familiares, etc.), introduce materiales que muestren individuos.

El siguiente paso es asegurarte que escoges las personas correctas para representar a tu marca: usa imágenes de individuos que les sean familiares a tu público. Como los principales mercados anglófonos son muy diversos, los clientes están acostumbrados a ver diferentes grupos representados en la publicidad y por tanto, quieren ver que las marcas que compran reflejan diversidad. Además, las imágenes de varios grupos pueden comunicar que tu marca es progresista e inclusiva, mientras que usar imágenes de personas de un sólo grupo étnico puede afectar de manera negativa la percepción de tu marca.

El color importa

Diversos estudios científicos han demostrado que el color está profundamente arraigado en los significados y asociaciones culturales. En Estados Unidos y el Reino Unido, por ejemplo, el amarillo representa la felicidad, mientras que el rojo significa amor. El morado, sin embargo, implica lujuria en el Reino Unido pero en Estados Unidos es sinónimo de productos low-cost. Descubre cuáles son las asociaciones que hace tu público objetivo con los colores y tenlas en cuenta al momento de transcrear tu página web.

También vale la pena tener en cuenta que en Estados Unidos y el Reino Unido el público espera consistencia en los colores de la marca. Quieren ver siempre los mismos patrones de colores y las mismas fuentes a lo largo de tu página web en los textos, logos, imágenes y banners. Cuando hayas establecido las fuentes y los colores, crea una plantilla para que te ayude a ser consistente en todas tus páginas.

 

Tu página web es clave a la hora de comunicar tu mensaje en el extranjero, así que busca un grupo de nativos anglófonos que sean profesionales del marketing y conecta de manera efectiva con tu nuevo mercado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *