Las 5 mejores prácticas del email marketing

Las 5 mejores prácticas del email marketing
26
May

Para que tus correos nunca acaben más en el Spam.

Todavía sacudiéndote el sueño, coges tu café y le echas un vistazo a tu bandeja de entrada. Como cualquier día, ves pasar docenas de mensajes nuevos y te preparas para el festival de la eliminación:

“** SUPER LIQUIDACIÓN, DESCUENTOS DEL 80%**”
“Regístrate y obtén una prueba gratuita exclusiva!!!”
“ÚLTIMA OPORTUNIDAD: Oferta especial sólo para ti”

Los malos correos de publicidad son una molestia: te ponen la bandeja de entrada patas arriba y asaltan tus ojos con líneas de asunto horrorosas. Te asedian para que actúes ahora o asumas el riesgo de perder la oportunidad de tu vida para siempre. Con más de 400 billones de correos electrónicos enviados al día – de los cuales el 86% son correos basura -, ya hemos aprendido a poner el piloto automático para borrar mensajes, sin siquiera abrirlos. Por eso, ahora más que nunca, tu compañía necesita confiar en una estrategia de email marketing que la haga sobresalir por encima de las demás. Estos cinco consejos te ayudarán a mejorar tus correos de marketing y te mantendrán alejado de la papelera por siempre.

Primero lo primero: hablemos de las líneas de asunto.

Líneas de asunto

Las líneas de asunto son el anzuelo para atraer a tus clientes al correo: es crucial que sean atractivas, pero no dejes que te hagan ver demasiado ansioso o los espantarás. Evita un uso excesivo de mayúsculas y signos de exclamación, al igual que palabras o frases como “urgente”, “descubrimiento”, “ábreme”, “única oportunidad” porque te harán ver desesperado y poco profesional. Mantén un tono relajado, ingenioso y conciso y cuéntale a tu cliente lo que quieres decir en 30-50 caracteres, incluyendo espacios. Líneas de asunto como “¡Tu audiolibro gratuito te espera!” o “10 formas originales de llevar tu pañuelo” son buenas, porque salpican de curiosidad y hablan de los intereses de tus clientes sin llegar a ser agresivas.

Estética

Bien, has conseguido que el usuario abra tu correo. ¡Felicidades! Ahora hay que hacer que lo siga mirando; la estética es clave para que continúe participando. Haz que tus correos luzcan tan guapos como tu deslumbrante página web. Sé consistente con tu paleta de colores, la fuente y las fotos para que tus correos refuercen la imagen de tu marca. Pon tu logo en la esquina superior izquierda para recordar a tus usuarios quién eres. Mantén tu llamada a la acción y los puntos críticos del mensaje en el primer pantallazo, para que no tengan que hacer un scroll abajo para leerlos. Las imágenes en el cuerpo del correo son una gran herramienta para aumentar la participación, pero asegúrate que las usas como un apoyo a lo que quieres decir y que no son lo único que quieres decir. SendGrid recomienda una proporción de texto/imagen de entre 60/40 y 70/30.

Llamada a la acción

Si quieres que el usuario haga algo, pónselo fácil y hazlo obvio. Usa botones para que tu llamada a la acción de un salto hacia adelante, escoge un color que sobresalte para el fondo y un color claro para el texto, y así el ícono destaque físicamente. Incluye un máximo de 5 palabras en el texto del botón y haz que con ellas sea claro lo que representa la acción del botón. El mejor texto comienza con verbos y describe una acción simple: “¡Quiero entrar!”, “Ver mis pociones”, “Actualizarme”. Asegúrate de que tu texto es legible y que desde el móvil puedes clicar fácilmente el botón, haciéndolo de al menos 75×75 pixeles. Como hemos dicho antes, el botón de llamada a la acción debería estar en el primer pantallazo, aunque puede volver a repetirse más abajo en el correo

Incentivos

Los incentivos directos son una excelente manera de aumentar las tasas de apertura y clic. Si tu línea de asunto ofrece algo gratuito, cumple tu palabra, sin reservas. Envíale a los usuarios los descuentos cuando se inscriben y da incentivos a quienes te recomienden para animarlos a que hagan correr la voz. Ofrécele a tus clientes alguna cosa de valor antes de pedirles nada a cambio: ¿Quieres que te sigan en LinkedIn? Envíales un código de 20% de descuento primero. ¿Quieres que reaccionen a un tuit como te interesa? Envíales una divertida descarga gratuita.

Personalización

Todos conocemos la importancia de dirigirte a tus clientes por su nombre, pero la información de los clientes ahora permite otro nivel de personalización. Productos como MailChimp y Emma no sólo ayudan a que tus correos luzcan guapos, sino que también proporcionan información valiosa sobre los clientes, como sus localizaciones geográficas, las tasas de apertura y clic, sus preferencias por el ordenador o el móvil, etc. Además, te ayudan a hacer un registro de los patrones del cliente para poder enviar correos electrónicos que se activan con el comportamiento, tales como correos electrónicos de bienvenida, de venta de productos o servicios relacionados o complementarios o correos para conseguir que vuelvan a fidelizarse. Además de personalizar el contenido basándote en la información del cliente, también es constructivo enseñar tu lado personal. Hubspot descubrió que cuando los miembros de su equipo enviaban correos electrónicos directamente, sus tasas de apertura y clic se disparaban, en contraste con lo que pasaba cuando los enviaban desde un correo corporativo general. Estos correos personales incluso pueden incluir pensamientos únicos o comentarios de los miembros del equipo que ayuden a establecer un diálogo abierto. En otras palabras, la personalización consigue crear una conexión entre tus clientes y los miembros de tu equipo, como personas.

En la actualidad, el correo electrónico es una herramienta esencial de marketing y no puedes prescindir de ella. Estas pautas sencillas te ayudarán a diseñar una estrategia irresistiblemente atractiva, que mantendrá a tus clientes clicando.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *